¿Y si las Administraciones dejan de jugar?

Hace un par de días me crucé con un empresario amigo, que cargaba bajo su brazo un enorme cartel enrollado. Al preguntarle me contó que se trataba de un cartel para el Plan E, que como proveedor de un Ayuntamiento tenía que sufragar y encargarse de poner en un lugar visible de algún sitio relacionado con un proyecto de poco más de 3.000 € que había realizado. El cartel le había costado 300 o 400 €, creo recordar. Me hizo pensar.

Vivimos tiempos de cambio para las Administraciones Públicas. Los cambios no son voluntarios, sino que están provocados principalmente por los ajustes presupuestarios derivados de los altos niveles de endeudamiento en las administraciones locales, autonómicas y estatales. La ola de la crisis ha alcanzado al sector público tras haber actuado los Estados como salvadores frente al primer golpe en el sector financiero. El frenazo inversor y de gasto público se adivina duro en los próximos años. Se acabó la alegría, y quizás no vuelva en muchos, muchos años (o nunca más).

Si hablamos de las Tecnologías de la Información y del sector empresarial relacionado, tenemos que admitir que las Administraciones han jugado un papel muy importante en su difusión, en la implantación de infraestructuras, en la promoción de la innovación tecnológica y sobre todo en la demanda.

Realmente hemos vivido años excelentes:

  • Los últimos años han sido fantásticos para las grandes empresas de servicios tecnológicos: han tenido en las Administraciones  un cliente seguro, con mucho dinero y con una ingente demanda de servicios. Pero en algunas ocasiones, también con escasa necesidad de medir los retornos de las inversiones o la calidad de los productos y servicios recibidos.
  • Los últimos años han sido maravillosos para múltiples entidades públicas que han sido creadas o promovidas por Ministerios, Comunidades y Ayuntamientos: centros tecnológicos públicos, entidades de promoción de las TIC entre las empresas, ciudadanos y administraciones, entidades de promoción económica, entidades de fomento de la I+D+i,… el dinero, que en gran parte provenía también de Europa, ha contribuido a crear una red de entes públicos que han ayudado a modernizar  y crear un tejido económico. Pero en algunas ocasiones, el modelo de contar primero con los recursos y buscar los proyectos después, ha podido pervertir las leyes de la oferta y la demanda en el mercado.
  • Los últimos años han sido estupendos  para las pequeñas y medianas empresas del sector TIC, que se han beneficiado tanto de ayudas y subvenciones para financiar su innovación, como de clientes que a su vez recibían ayudas públicas que les permitían contratar tecnología. En muchos casos una empresa del sector podía contar con más de tres cuartas partes de su facturación provenientes, directa o indirectamente, de dinero público, con los bancos admitiendo con alegría cualquier pagaré con el nombre de un Ayuntamiento. Pero en algunas ocasiones, muchas empresas han tendido a buscar el negocio más directo y a acostumbrarse a la seguridad del crecimiento.
  • Los últimos años han sido excelentes para muchos profesionales del sector, que se han beneficiado de una elevada demanda del sector público en las empresas TIC para explotar las ventajas de un mercado laboral desequilibrado. Pero en algunas ocasiones los salarios no han estado acordes, tanto por arriba como por abajo, con la capacitación y con el valor generado dentro de las empresas.

Diez, doce, quince años, acostumbrados a un modelo y a la participación de éste actor fundamental en el juego. Un actor que, con el tiempo, ha acabado jugando en todas las zonas del campo: como demandante de la tecnología, como promotor de la tecnología, como financiador de la tecnología y hasta como proveedor de tecnología y servicios al mismo nivel que las empresas. Y estas últimas se han acostumbrado al juego de buen grado.

Sin embargo, tengo la sensación de que el árbitro ha mirado el cronómetro y piensa en pitar el final del encuentro en breve. El siguiente partido quizás se juegue con otras reglas y cuando busquemos a la Administración en el campo nos encontremos con un jugador diferente, que ya no quiere participar tanto en el partido.

¿Estaremos preparados para jugar solos?

Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el canal RSS 2.0. Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

8 comentarios »

 
  • Amigo de Rubén dice:

    En realidad, lo de cartel es muy fácil de entender, pero difícil de aceptar. Es el resultado de un objetivo claro pero obscuro del gobierno que nos ha tocado. Objetivo: Publicidad Electoral Gratis. (Y de paso, ayudar un poco a los “necesitados”).

    Por desgracia, no es ningún juego, es un problema gravísimo.
    Y lo peor, es que es un problema, disfrazado de solución.

    Ah y por cierto, podéis estar tranquilos. Las administraciones seguirán con el grifo abierto, porque es lo que queréis ¿No? 😀

    Ahora son vacas flacas para todos/as, pero ya pasará.

    De todas formas, la respuesta al Topic, yo la veo muy clara:

    “X% de facturación procedente de la administración == X% de paro == +Reconocimiento^X para los mejores profesionales”

    Ojalá ocurra.
    …No estaría nada mal :-)

    “¿Estaremos preparados para jugar solos?”
    > Algunos sí y otros no, pero no pasa nada. Es como debe ser. Sobrevivirán los mejores y eso será bueno para ellos mismos inmediatamente. Y luego para el resto a largo plazo, ya que los recursos estarán mejor repartidos y eso siempre será bueno a largo plazo.

    Fantástico artículo Rubén. Espero que lo lea mucha gente, porque es necesario para todos, hacer llegar este mensaje que transmites.

  • ana dice:

    Hola a todos, porque mujeres no veo muchas por aquí.
    Ilustrando un poco lo que quería decir ayer, y saliéndome un poco del tema central que tan bien nos ha planteado Rubén, os cuelgo este artículo, no es del sector de las TIC, pero… si hasta las marcas de lujo se están dando cuenta que el cliente cada vez pide más… que no tendremos que hacer el resto.
    http://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/2490725/10/10/Las-firmas-de-lujo-se-ponen-las-pilas-para-seguir-el-ritmo-de-Zara-y-HM.html

    César, a los ingenieros informáticos no se les valora todo lo que debiera, porque la mayor parte de los profesionales y Pymes, ignora vuestro potencial, la capacidad de solucionar problemas, y de generar beneficio o de reducir costes, por mi trabajo he tenido que lidiar con más de un gerente de empresa, que no podía entender que era eso de las TIC, para que le iba a servir tener un programa de gestión en condiciones… en fin que sois unos grandes desconocidos.

  • David Menéndez dice:

    Muy acertado el artículo de Rubén.

    Sin embargo debemos guardar un recodo para el optimimo: esta es una oportunidad para que las empresas y profesionales capaces de crear negocio por sí mismos se desmarquen favorablemente del resto. Vamos a saber quién es quién, lo mismo va a ocurrir en otros sectores.

    El cambio va a ser duro y nos va afectar a todos los profesionales del sector… pero quizás al final signifique un ajuste necesario, doloroso, pero necesario.

  • ana dice:

    Lo peor no es que se haya acabado la fiesta, lo peor que es que no volverá. La crisis ha afectado a todos los sectores, sanidad, educación, industria, construcción… el consumo ha caído, y ahora el cliente cada vez es más exigente, no sólo quiere precio, tambien quiere calidad, ya no le importa de donde vienes,o si estás cerca o al otro lado del mundo, lo que importa es lo que recibe a cambio de su dinero, así que sólo sobreviviran los mejores, que muchas veces no coinciden ni con los más grandes, ni con los más antiguos. Los clientes se acostumbraran a exigir y ya no volverán a pagar sólo por una marca, tambien exigiran calidad, atención personalizada, innovación, en resumen soluciones a sus problemas, ya está pasando….hasta con los alimentos (marcas blancas). Nos queda un camino duro y tortuoso.En cuánto a las administraciones públicas, supongo que seguiran con sus rigideces contractuales, dando paso no siempre a los mejores, sino a aquellos que cumplan con sus criterios, las subvenciones habrá que buscarlas fuera de los paises más ricos, quizás a Africa.¿Qué opinais?

    • César Fernández dice:

      Opino que el día que el cliente se quite le venda de los ojos y exija un producto de calidad, bien hecho y probado, quizás a los Ingenieros Informáticos se les valore de verdad y se les reconozca que de algo vale hacer una carrera y tener una especialización profesional generada por la experiencia. A una solución de software hay que exigirle lo mismo que a un puente, un acueducto, un rascacielos, etc…y el cliente tiene que darse cuenta que un software mal hecho genera genera perdidas a la empresa y está en su derecho y debe exigir unos criterios de calidad equiparables a cualquier otro tipo de producto que haya adquirido. El problema está en que se detecta facilmente que una mesa, o una copa es de mala calidad, ¿pero como se detecta que un software es de buena calidad? ¿Hay un organimsmo al que el cliente pueda acudir y que le vaya a asegurar que el software que ha comprado es de calidad y que se corresponde con lo que ha comprado?

  • […] This post was mentioned on Twitter by Andy Kaiser, Rubén Prida. Rubén Prida said: Unir los puntos – ¿Y si las Administraciones dejan de jugar y nos quedamos solos en el partido? ¿Estaremos preparados?- http://b2l.me/awpa8t […]

  • from spain dice:

    Un reciente estudio, creo que de PwC, comenta que si se centralizasen las compras de “servicios Tic” en vez de dispersarse entre Gobierno, Comunidades, ayuntamientos,… se producirían ahorros de más 1000 millones de euros. La crisis obligará incluso a hacer colaborar entes que antes eran impensables que trabajasen juntos, ya que un mismo desarrollo servirá para muchos de estes entes y solo habrá que pagarlo una vez.

    Sinceramente, creo que la fiesta se está acabando en todos los sectores, incluso en el TiC y eso implica una contracción de la demanda “pública” de estos servicios, será hora de demostrar que el tejido empresarial que se ha creado alrededor de este sector es capaz de sobrevivir sin la ayuda de “papá estado” y tendrán más sentido que nunca las palabras internacionalización, productividad, innovación, calidad de servicio,…

 

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>