Jugar en un campo embarrado


Realmente la situación económica es muy, muy difícil
. No para de llover desde mediados del año 2008 y todo apunta a peor. Durante este tiempo lo que antes era crecimiento más o menos fácil paras las empresas tecnológicas, proyectos con recursos poco medidos y con resultados poco exigentes, administraciones públicas alegres y derrochadores, pagos puntuales y oportunidades para todos, se ha convertido en algo mucho menos agradable.

El terreno de juego durante estos años se ha embarrado y lo que antes funcionaba para todos, ahora está requiriendo grandes esfuerzos y ensuciarse las botas. Llevábamos mucho tiempo acostumbrados a jugar en campos limpios, sin barro y sin requerir mucho esfuerzo para empujar la pelota, y ahora parece que todo es más desagradable en nuestro sector. Y esto no es una tormenta pasajera. No es temporal. Esto es la realidad y lo anterior no volverá.

Sin embargo, los partidos no se suspenden por la lluvia, si no que los jugadores cambian las botas y la forma de jugar, y pelean. Si el campo está embarrado hay que asumirlo, ponerse tacos de aluminio y jugar de otra forma. Lo que es poco realista es mirar al cielo y no jugar, o asustarse por un poco de barro.

No habrá negocios fáciles ni proyectos no meditados y sin exigencia. No habrá oportunidades por que sí o por que la competencia hace lo mismo. No habrá hitos de pago benévolos. No habrá salarios de 40.000 o 50.000 € en las empresas (sólo para muy pocos). No habrá seguridad ni planes de carrera siempre en ascenso. No habrá administraciones que derrochen millones de euros en mastodónticos proyectos tecnológicos o en contrataciones de ETTs. No habrá subvenciones. No habrá seguridad. No habrá crecimiento fácil.

Parece un panorama terrible, pero afortunadamente, la economía, las necesidades, la tecnología y las oportunidades estarán ahí siempre: para los que hagan las cosas de otra forma, para los que sean pequeños y ágiles, para los que sean muy buenos en algo y para los que colaboren.

Habrá grandes oportunidades para los que gestionen las relaciones profesionales y laborales de otra forma y para los que de verdad se vuelquen con sus empresas, sus clientes y sus personas. Hay y habrá enormes oportunidades para los que se arriesguen ahora y para los que de verdad crean en la innovación, en la tecnología y en los negocios. Y sobre todo habrá muy pocas oportunidades para los que se aburran.

Por que los que comiencen ahora se acostumbrarán al barro y a la dureza de un campo de juego difícil, y aprenderán a divertirse en esas condiciones. Si te apasiona el juego, si crees de verdad en lo que haces, ¿qué significan unos charcos y un poco de barro?

Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el canal RSS 2.0. Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

2 comentarios »

 
 

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>