Sobre gestión de proyectos, herramientas y sencillez

Cuando se trabaja en proyectos colaborativos, la gestión de la comunicación y el intercambio de información son algunas de las tareas más importantes. En estos escenarios, con varias personas y equipos dispersos, son fundamentales las herramientas de gestión de proyectos. No hablamos de aplicaciones tipo Microsoft Project, si no de herramientas como Basecamp o Teambox: entornos destinados a compartir información, mantener la trazabilidad de la misma, definir tareas y objetivos, y mantener un sistema de notificaciones. Tan sencillo y tan básico.


Basecamp

El éxito de estas herramientas está precisamente en la sencillez, y no es casualidad que una de las empresas fanáticas de la simplicidad en el trabajo y en los procesos (37signals), sea la madre de Basecamp, la aplicación de gestión de proyectos de referencia, así como de un estupendo libro (Rework), que trata de darle la vuelta a los sistemas de trabajo convencionales y complicados, para buscar lo simple. La estructura del libro es ya una declaración de intenciones.

Rework

Merece la pena pagar, tanto por la suscripción a Basecamp, como por el libro.

 

Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el canal RSS 2.0. Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>