Trabajos alimenticios

Trabajos alimenticiosOfrecer productos y servicios al mercado. Definir los objetivos. Vender, facturar y cobrar. Tener beneficios. Gestionar la tesorería. Crecer en facturación y beneficio. Luego los temas de financiación, inversores y todas esas cosas pueden quedar en un segundo plano. La mejor financiación es la que dan las ventas y los clientes, desde el primer momento. Es la financiación más sana y más segura. Nada mejor para conseguir financiación, bancaria, de inversores,… que demostrar que tu empresa vende, factura y cobra. Algunas veces se puede perder esa visión en las empresas tecnológicas y sobre todo en las muy de moda “startups”.

Sin embargo, poniendo esto en primer lugar, a veces es muy difícil centrar el foco. Es necesario vender, factura y cobrar, para mantener viva la empresa y la actividad, pero eso hace que muchas veces se pueda entrar en una dispersión o en la aceptación de “proyectos alimenticios” de consultoría o de desarrollo a medida.

En las empresas tecnológicas que apuestan por producto, al ser esta apuesta tan difícil y con tan pocas posibilidades de éxito, muchas veces no queda más remedio que aceptar esos encargos como principal fuente de recursos económicos para mantener una estructura y apostar por un producto que pueda permitir en el futuro esos deseados ingresos recurrentes y ese crecimiento que rompa la relación entre costes de personal y ventas que tienen los proyectos.

¡Qué difícil es lograrlo!

Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el canal RSS 2.0. Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>