Panamá

PanamaCanal1913a

¿Qué pasaría si las obras de ampliación del Canal de Panamá que están poniendo en apuros a una empresa constructora española fuesen un proyecto tecnológico? Probablemente aunque el tipo de proyecto o sector sea muy diferente, la historia sería muy similar.

Se ha asociado siempre la informática con la ingeniería, y por ello históricamente se han aplicado a esta profesión metodologías y sistemas que son heredados de la ingeniería tradicional en todos sus ámbitos: presupuestación, planificación, gestión de recursos, gestión de proyectos,… Construir un proyecto informático debía hacerse de la misma forma que se construía un puente o una nave espacial.

Los “Gantts”, las horas hombre, los puntos función, las desviaciones,… todas esas cosas que se plantean como herramientas fiables para una empresa de ingeniería o de construcción, se usan para un desarrollo tecnológico.

Sin embargo cada vez hay más convencidos reales de que todo eso es un gran error que se ha mantenido en el tiempo por imposiciones de algunos tipos de clientes y por gestores que necesitaban “engañarse” con una metodología que pudiese justificar los errores.

Cada vez más muchos están convencidos de que la informática, y especialmente la programación, está mucho más cerca de la artesania y de la creación, que de la ingeniería. Muchas cosas que deberían hacerse de otra forma: no hay recursos si no personas, es necesaria una relación de confianza entre cliente y proveedor, los requisitos no están cerrados al inicio de un proyecto (porque muchas veces el cliente no los conoce), el desarrollo conjunto con una participación activa del cliente y con visibilidad continua sobre la evolución del proyecto, o la importancia de la involucración y el compromiso personal del equipo.

Las metodologías ágiles están convirtiéndose en una esperanza para muchos desarrolladores y empresas, pero aún queda convencer al cliente, que sigue esperando presupuestos cerrados en requisitos, tiempo y presupuesto, aún cuando todos sepamos que los requisitos cambiarán durante el desarrollo del proyecto, que los tiempos no se cumplirán y que el en el presupuesto alguien perderá.

Quizás los evangelizadores de las metodologías ágiles deberían mirar no sólo hacia los desarrolladores sino también convencer al mercado y los clientes, y explicarles cómo pueden relacionarse con los proveedores tecnológicos de otra forma.

Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el canal RSS 2.0. Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>