Últimas Publicaciones

Trabajos alimenticios

Trabajos alimenticiosOfrecer productos y servicios al mercado. Definir los objetivos. Vender, facturar y cobrar. Tener beneficios. Gestionar la tesorería. Crecer en facturación y beneficio. Luego los temas de financiación, inversores y todas esas cosas pueden quedar en un segundo plano. La mejor financiación es la que dan las ventas y los clientes, desde el primer momento. Es la financiación más sana y más segura. Nada mejor para conseguir financiación, bancaria, de inversores,… que demostrar que tu empresa vende, factura y cobra. Algunas veces se puede perder esa visión en las empresas tecnológicas y sobre todo en las muy de moda “startups”.

Sin embargo, poniendo esto en primer lugar, a veces es muy difícil centrar el foco. Es necesario vender, factura y cobrar, para mantener viva la empresa y la actividad, pero eso hace que muchas veces se pueda entrar en una dispersión o en la aceptación de “proyectos alimenticios” de consultoría o de desarrollo a medida.

En las empresas tecnológicas que apuestan por producto, al ser esta apuesta tan difícil y con tan pocas posibilidades de éxito, muchas veces no queda más remedio que aceptar esos encargos como principal fuente de recursos económicos para mantener una estructura y apostar por un producto que pueda permitir en el futuro esos deseados ingresos recurrentes y ese crecimiento que rompa la relación entre costes de personal y ventas que tienen los proyectos.

¡Qué difícil es lograrlo!

Estándar o a medida

Traje a medidaA la hora de decidir la plataforma software para un proyecto, en muchas ocasiones una de las cuestiones más importantes es determinar si es mejor optar por una solución estándar, comercial o libre, o por un desarrollo a medida.

Cada una de las opciones tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Las plataformas estándar pueden dar más seguridad, más rapidez y también mayores posibilidades de independencia del equipo de desarrollo (aunque esto suele ser una premisa falsa en la mayoría de los proyectos), pero pueden ser menos flexibles y limitar el cumplimiento de los requerimientos del proyecto. Las plataformas a medida pueden adaptarse totalmente a los requerimientos, pero los riesgos tecnológicos, de plazos y económicos, y la teórica dependencia del equipo de desarrollo, son más elevados.

Las mejores experiencias que hemos tenido están en un punto intermedio: plataformas desarrolladas a medida por una empresa o equipo técnico, pero que han seguido un proceso de estandarización interno, y que se han aplicado en múltiples clientes y proyectos, lo que permite que el equipo tenga un conocimiento y una productividad muy elevada junto con gran capacidad de adaptación a los requerimientos. Las mayores dificultades están en los extremos: en la aplicación estricta de una base estándar o en el desarrollo 100% ad-hoc.

Los trajes buenos y más caros son los que están hechos por un sastre que conoce su oficio y adaptados a las medidas del destinatario, pero con sus elementos estándar clásicos.

La maleta del loco

La maleta del loco

Así se llamaba un conocido bar de la ciudad donde vivo. En España somos muy dados a los extremos y a abrazar las modas con pasión. De los productores de la I+D+i, la sostenibilidad, las energías alternativas, el emprendimiento,… llega la INTERNACIONALIZACIÓN.

Realmente, dada la difícil situación económica del país, parece que nuestra salida natural es salir al exterior, sea como sea. Sinceramente conozco varias experiencias de empresas tecnológicas que lo están haciendo muy, muy bien en el extranjero, pero también veo a mi alrededor a muchos locos con maleta, con todo lo que hay que hacer aún para arreglar esto aquí dentro :)

El cambio en la actualización de información tecnológica

Filtro de Información

Hace unos días Google anunció el cierre de su servicio Google Reader generando una reacción general de sorpresa y “protesta”. Independientemente de que Google pueda hacer lo que quiera con su servicio gratuito, faltaría más (si el producto es gratis, es que el producto eres tu), y de que existen alternativas muy buenas como Feedly o Flipboard, lo que me ha recordado este tema es cómo ha cambiado la obtención de información y la actualización de conocimientos profesionales en el mundo de la tecnología.

Hace unos años, no demasiados, los libros físicos eran las fuentes principales de actualización de conocimientos técnicos: programación, sistemas, diseño,… Las grandes editoriales, tipo McGraw-Hill a nivel mundial, Anaya y similares en España,… eran los referentes cuando un profesional tecnológico quería actualizarse o aprender algo nuevo. Aún siguen ahí, pero la información se ha troceado, democratizado y dinamizado de una forma tremenda, y en ese escenario es donde los feeds, las suscripciones a blogs mediante RSS son imprescindibles. Tecnología, negocios, creación de empresas,… en mi caso. Información actualizada, variada y elegida por mí, que puedo leer como quiero y donde quiero.

No me importa cambiar de lector de feeds, pero no quiero prescindir de esa costumbre.

La buena gente

En el sector tecnológico, la experiencia, el conocimiento y la profesionalidad de los equipos humanos son los elementos fundamentales para que las cosas salgan adelante, como en otros muchos sectores. Sin embargo en el sector tecnológico las cosas muchas veces son extremadamente complejas y los proyectos pasan por fases de dificultad, tensión y sufrimiento. Es parte del trabajo y hay que aprender a manejar estos momentos con perspectiva y con templanza.

Working at night

En esos momentos se ponen a prueba esas capacidades profesionales, pero sobre todo se pone a prueba el carácter de las personas. La gestión de las relaciones personales y de la responsabilidad frente al resto del equipo, son los los elementos que aseguran siempre el éxito. Siempre alguien tiene que dar un poco más o hacer algo más allá de lo que se espera, siempre alguien tiene que trabajar una hora más, una noche más o un fin de semana más, y siempre hay que valorarlo. El modelo de trabajo de Audentis se basa en contar con muy buenos profesionales y equipos, pero sobre todo con muy buena gente.

La lucecita verde

Gmail tiene una herramienta de chat, GTalk, que se muestra a la derecha de la bandeja de email y en la que pueden verse cuáles de tus contactos están conectados, mediante una bolita o lucecita verde.

Muchos de esos contactos suelen ser profesionales, si utilizas Gmail como gestor de correo en el trabajo. Curiosamente, no siempre hay más lucecitas por la mañana, o por la tarde, si no que a veces hay más bolitas verdes por la noche.

Esas bolitas verdes encendidas teóricamente fuera de horario laboral, aunque pueden indicar actividad privada, en muchos casos muestran a gente trabajando. 

Podría pensarse que pueden estar trabajando más horas, o quizás es que los horarios laborales rígidos van en contra de la productividad en ciertos campos laborales, y que mucha gente está optando por seguir sus propios ritmos. No por trabajar más necesariamente, pero sí por ser mucho más flexibles.

Ya poca gente se extraña al recibir un email profesional con hora de envío “raras”, y el trabajo se adapta a los momentos de inspiración o de energía, más que a bandas horarias convencionales y establecidas. A mi me parece un avance.

¿Pocos muchos o muchos pocos? Recurrencia

¿Grande o pequeño?

Una de los dilemas a los que se enfrentan las pequeñas empresas y profesionales de las áreas de consultoría tecnológica, aparte del clásico de orientación a producto o servicio, o una mezcla de ambos, es si gestionar muchos clientes, productos y/o proyectos de poco importe económico, o bien centrarse en pocos clientes y con importes más elevados.

Como expone muy bien Raúl Hernández, compatibilizar la actividad comercial con la actividad de ejecución puede provocar grandes desajustes tanto en los aspectos de gestión como en los económicos en las pequeñas consultoras.

No siempre se tiene la capacidad de elegir, sobre todo al principio de la actividad. Lo más común es que en las fases iniciales se prefiera gestionar pocos clientes con alto retorno, por pura capacidad de recursos. Sin embargo, la clave suele estar en otro aspecto que puede ser independiente de la cuestión anterior: la recurrencia de los ingresos. Generar ingresos periódicos y asegurados debería ser el objetivo por encima de todo. Recurrencia y planificación, dos elementos imprescindibles.

Economía egipcia

En los últimos años se está viendo al emprendimiento como una de las panaceas al desempleo y la crisis económica en España. Proliferan las organizaciones públicas y privadas: viveros, semilleros, aceleradoras, planes de asesoramiento, subvenciones, business angels, … que  buscan crear un clima emprendedor entre los jóvenes y los desempleados. Son múltiples las charlas, jornadas, seminarios y “saraos” alrededor de los emprendedores, la creación de startups, las metodologías para conseguir inversores y los diferentes “Silicon Valleys” que cada ayuntamiento de provincias quiere crear en su parque empresarial o flamante edificio construido durante los años buenos.

Todo esto no es negativo y es dinamizador, y ciertamente son las nuevas empresas las que pueden generar empleo y riqueza en el panorama actual de destrucción económica en las empresas existentes. Por ello estos actores hacen bien en fomentar esta mentalidad, siempre que lo hagan con rigor y con seriedad.

El mayor problema puede ser lanzar al ruedo a personas que no tienen realmente más motivos para emprender que salir del desempleo y que la cornada de la realidad y del mercado les golpeen con fuerza. En algunos casos, esta infraestructura de apoyo a los emprendedores noveles, tanto pública como privada, puede actuar como una burbuja que aisle a estas nuevas empresas de sus objetivos, primando la búsqueda de ayudas públicas, ángeles inversores o I+D+i de laboratorio, frente a las realidades y durezas del mercado, la labor comercial, la facturación y la generación de recursos y beneficios desde las primeras fases del inicio de la actividad.

El éxito de una empresa no está en su creación o en la obtención de financiación o inversión, sino en su cuenta de resultados. Y es en esa cuenta de resultados donde las administraciones públicas pueden impactar más, con una estructura fiscal diferente a la actual que obliga a los autónomos y a los pequeños empresarios a soportar cargas impositivas elevadas en las fases iniciales de una empresa, en algunos casos con independencia del beneficio o la facturación (cuotas de autónomos, módulos,…) y en casi todos obligando al pequeño empresario a actuar como un recaudador y financiador de las administraciones (IRPF, IVA, impuesto de sociedades, cotizaciones sociales,…).

Dar por un lado y quitar por otro

Dar por un lado y quitar por otro

La carga fiscal de un autónomo o una micropyme en sus primeras etapas no debería ser la de las empresas establecidas, y debería favorecer la disponibilidad de la mayor parte de los recursos para la inversión y la generación de beneficios, momento en el cuál la empresa estará encantada de pagar muchos impuestos.

Es fantástico fomentar y apoyar la creación de empresas por parte de las administraciones y otros agentes, pero no se trata de dar por un lado y quitar por otro, ni de fomentar “falsas vocaciones”. Confíen ustedes, señores recaudadores, en los que se arriesgan y apártense a un lado durante el inicio de la actividad. Simplemente déjese hacer a los que de verdad quieren crear una actividad empresarial. Ese podría ser el mayor apoyo a los emprendedores, y el retorno fiscal puede ser mucho mayor a medio y largo plazo.

People Matters

En los últimos meses hemos tenido la oportunidad de entrar en contacto con varias iniciativas de nuevos proyectos empresariales con un denominador común: las personas como materia prima.

Proyectos de selección de profesionales, de outsourcing, de cualificación, de formación,… La crisis está llevando a situaciones difíciles a muchos profesionales que al no encontrar el camino tradicional al empleo, después de perderlo o al comenzar su carrera, en muchos casos se quedan en un limbo: ni por cuenta ajena ni por cuenta propia, con sensación de indefinición y esperando algo que para muchos no volverá.

Y a pesar de todo, las empresas que basan su modelo en el conocimiento tienen cada vez más difícil encontrar a gente con talento.

Muchos cambios, que están haciendo ver a algunos empresarios la oportunidad de poner en común una demanda cada vez más exigente con una oferta cada vez más abundante y necesitada de nuevas oportunidades y  modelos a los que agarrarse.

Y la tecnología y la Red como las plataformas para poner en marcha esas iniciativas, con un entorno destacando sobre todos los demás, creciendo de manera seria, silenciosa y segura: Linkedin.

Linkedin

 

 

Sobre gestión de proyectos, herramientas y sencillez

Cuando se trabaja en proyectos colaborativos, la gestión de la comunicación y el intercambio de información son algunas de las tareas más importantes. En estos escenarios, con varias personas y equipos dispersos, son fundamentales las herramientas de gestión de proyectos. No hablamos de aplicaciones tipo Microsoft Project, si no de herramientas como Basecamp o Teambox: entornos destinados a compartir información, mantener la trazabilidad de la misma, definir tareas y objetivos, y mantener un sistema de notificaciones. Tan sencillo y tan básico.


Basecamp

El éxito de estas herramientas está precisamente en la sencillez, y no es casualidad que una de las empresas fanáticas de la simplicidad en el trabajo y en los procesos (37signals), sea la madre de Basecamp, la aplicación de gestión de proyectos de referencia, así como de un estupendo libro (Rework), que trata de darle la vuelta a los sistemas de trabajo convencionales y complicados, para buscar lo simple. La estructura del libro es ya una declaración de intenciones.

Rework

Merece la pena pagar, tanto por la suscripción a Basecamp, como por el libro.